Comer

Albóndigas, un hiperónimo de sabor

Las albóndigas designan una realidad gastronómica multinacional. No hay recetario tradicional que se precie sin una variantes de estas sublimes bolas de carne.

Aunque suenen y sepan muy patrias las albóndigas son un plato común en multitud de gastronomías. Como una gran parte de palabras que comienzan por ‘al-’, el término proviene del árabe, y también por su origen, se mantiene el uso de algunas especias y hierbas aromáticas para su elaboración, como el comino, la pimienta, el cebollino o el perejil. La palabra árabe actual para las albóndigas es köfte, kofta o kufteh, un vocablo que también se emplea en Europa Central y en la India, Pakistán y Azerbaiyán. Estas bolas de carne son de lo más internacional.

En México las comen con una salsa de tomate y ajíes picantes; en Rusia y otros países Bálticos le añaden arroz cocido a la masa; en Puerto Rico las meten en un contundente bocadillo llamado ‘albondigazo’, que lleva pan de ajo, mayonesa, mostaza, salsa de tomate, queso, tocino pepinillos… ligerito. Las nuestras son clásicas, de ternera y magro, ligeramente sazonadas y acompañadas de salsa de tomate casera reducida con hierbas y vino blanco. Vienen con pan tostado y una montaña de doradas patatas fritas. Si quieres reconfortar tu estómago y paladar pregunta por ellas en la Casa de Comidas.

Plaza Portal Nou, 6, 46006 València
© 2018. Design & Development by ThisProjectWorks