Historias

Cocinas Migrantes: comida que cuenta historias

Cocinas Migrantes es un proyecto social que forma parte de las líneas de trabajo de construcción colectiva de Convent Carmen. A través de la comida se enciende un diálogo de interculturalidad y de aprendizaje común.

¿Quiénes son los y las protagonistas de las diversas gastronomías que conviven en nuestra ciudad? ¿Qué narrativas se pueden trazar a partir de sus platos y recetas? Con preguntas como estas llevamos un tiempo desarrollando el proyecto Cocinas Migrantes, que vincula gastronomía y migración y que durante este año formará parte de la programación de Convent Carmen, con la idea de desarrollar un proceso de diálogo intercultural a través de las diversas gastronomías que forman parte de nuestro entorno más cercano.

Entendemos la migración como mutuo enriquecimiento, suma de conocimientos y oportunidad para mejorar(nos) individual y colectivamente. En la filosofía de Cocinas Migrantes emergen la gastronomía, el gusto por sabores y técnicas, las manifestaciones culturales y los lazos que acontecen alrededor de un plato de comida. Cocinar es uno de los mayores actos de generosidad y uno de los rasgos que mejor nos define como especie; de los más comunes entre los diferentes grupos humanos pero a su vez de los que nos hace más diversos. El espíritu de esta propuesta gastronómica busca dialogar desde esta compleja relación entre identidad y diversidad. Las identidades culturales son una simbiosis de múltiples y diversos referentes y la alimentación es una necesidad humana básica en la que este hibridismo se manifiesta a través de platos, recetas e ingredientes.

¿Cómo puede la gastronomía transformar la realidad? Al hablar de cocinas migrantes nos referimos a restaurantes y pequeños negocios que funcionan como economías familiares. Por tanto, darlos a conocer y aportar formación a sus propietarias/os es una manera de contribuir al crecimiento económico de estas comunidades y, por ende, de nuestro territorio. Además, en estos espacios se reproducen realidades que estas comunidades dejaron en sus países, es decir, la gastronomía refuerza procesos de cohesión social. Por último, abre canales de diálogo intercultural entre personas y colectivos de diferentes orígenes.

Intercambios gastronómicos

La propuesta de Cocinas Migrantes consiste en desarrollar dos tipos de actividades. Por un lado, sesiones prácticas de intercambio de conocimientos entre el equipo profesional de la cocina de Convent Carmen y cocineras/os de las comunidades migrantes, con la idea de activar procesos de aprendizaje mutuo que se concreten en propuestas prácticas. Por otro lado, sesiones gastronómicas abiertas al público en las que se ofrecerán los resultados generados en las sesiones de intercambio. Estas actividades irán acompañadas de otro tipo de manifestaciones culturales tales como proyección de documentales, muestras artísticas y musicales que contextualicen el entorno sociocultural del que proceden estas recetas.

La mediación y gestión de estas actividades está a cargo de la Guía Gastronómica de la València Migrante, un proyecto editorial de investigación y participación comunitaria que busca construir un mapa de las diferentes culturas culinarias de las comunidades migrantes, como una manera de impulsarlas económica y socialmente a través de la gastronomía, pero también de reconocer el aporte de sus sabores y saberes en el entramado sociocultural la ciudad. El colectivo con el que hemos arrancado este proceso es la Asociación de Mujeres Africanas de Paterna, un grupo de más de treinta mujeres de Gambia y Senegal (principalmente) que se organizan en torno a la gastronomía como factor de empoderamiento con actividades como el cultivo de productos africanos en su huerto urbano y el desarrollo de encuentros gastronómicos en los que elaboran y comparten recetas propias de sus países de origen. Ellas aportarán su conocimiento en técnicas e ingredientes culinarios con el equipo de cocina de Convent Carmen a la vez que recibirán conocimientos en diseño gastronómico, gestión de cocina, marketing, entre otros, necesarios para que la profesionalización de su actividad les permita emprender proyectos autogestionados, sostenibles económicamente.

En resumen, la propuesta de Cocinas Migrantes espera generar impactos en un doble sentido: tanto en el fortalecimiento económico y social de las propias comunidades migrantes como en la vitalidad cultural, gastronómica y comunitaria de la ciudad de València.

Plaza Portal Nou, 6, 46006 València
© 2018. Design & Development by ThisProjectWorks