30 | 04 | 2019

El jardín: así se recupera la memoria vegetal de Convent

El jardín es la línea de construcción conjunta de Convent Carmen que busca recuperar la memoria del jardín como espacio de cultivo a través de varios talleres en los que se creará un huerto experimental.

Originalmente, el jardín del antiguo Convento de San José fue un gran huerto que abastecía de verduras a las monjas que allí vivían. Con el paso del tiempo, la clausura se fue haciendo menos férrea, empezaron a entrar alimentos de fuera y el jardín se empezó a convertir en un espacio de disfrute y recreo. En Convent queremos rendir homenaje a ese pasado y recuperar simbólicamente la memoria de nuestro jardín como espacio de cultivo a través de varios talleres en los que construiremos un huerto experimental que enriquecerá el aspecto de nuestro jardín y en el que crecerán plantas que luego servirán a nuestra cocina.

Durante los sábados 26 de mayo y 2 y 9 de junio ARAE, el estudio de arquitectura especializado en patrimonio y participación, guiará a un grupo de niños y jóvenes en la construcción de un huerto experimental, que tendrá algo de parecido con una escultura y que conquistará distintos puntos del espacio. El propósito es que crear una instalación permanente que enriquezca el aspecto de nuestro jardín y que produzca vegetales que luego servirán a nuestra cocina.

Queremos construir este huerto en compañía, al hacerlo de manera conjunta invitamos a la gente a hacerlo suyo, abriendo Convent a la comunidad. Además, al trabajar con un grupo de niños y jóvenes encendemos su creatividad y les planteamos un ejercicio de responsabilidad muy interesante, formativo y provechoso.

En el primer taller, el del sábado 26 de mayo, se estudiará el jardín y se decidirá en qué lugares plantar según condiciones de sol, tipos de planta, uso del espacio y otras variables ambientales y estéticas. Para ello trabajaremos con maquetas que ayuden a comprender bien la instalación y den una visión espacial y general del proyecto.

En la segunda sesión se prepararán los puntos en los que se van a instalar estratégicamente los huertos. Por último, en la tercera cita se plantaran. Además del huerto experimental, se planteará un jardín colgante en nuestros árboles, con kokedamas, la popular técnica artesanal japonesa de cultivo.

Todos los talleres participativos son gratuitos y abiertos al público de edades comprendidas entre los 6 y 14 años. Inscripciones e información en comunidad@conventcarmen.com.

El jardín de Convent Carmen, más experimental, vivo y participativo que nunca.

#contrucciónconjunta #menudets
Historias sugeridas
volver
El jardín: así se recupera la memoria vegetal de Convent
otras historias con #
compartir en