Gonzalo, el 'boss' del mercado

Desde Bejís llega Gonzalo Capilla, el jefe de cocina Convent Carmen. Él es el encargado de que salgan jugosas esas tremendas hamburguesas, todos los pedidos lleguen a tiempo y en el rondón borboten guisos, fondos y otras delicias.

Antes de hacer tremendos guisos para el convento, Gonzalo Capilla trabajó en Marqués de Riscal y en el restaurante Suculent de Barcelona, dos templos de la gastronomía en los que adquirió tablas y se pasó horas y horas picando en las ídem.

La historia de su llegada al convento se remonta al día que el chef ejecutivo de la casa, Miguel Ángel Mayor, lo convocó para luchar a capa y espada -bueno, más que espada, cuchillo santoku- en el mercado gastronómico de Convent. Su encomiable misión era clara: hacer que cinco días a la semana, en turno de comida y cena, todos las comandas de los tres espacios de comida -La Lonja, la Casa de Comidas y el contenedor Street Food- salgan a tiempo y cumpliendo con ese nivel de calidad que hace que las croquetas o la rusa sean un sueño de cremosidad y sabor. Además, Gonzalo orquesta tremendos caterings para eventos privados y sociales.

Llevar el timón de un espacio como nuestro mercado gastronómico no es fácil, hay que hacer verdaderas acrobacias para gestionar el personal, los proveedores, la producción previa -todo lo que puedas comer en CC, viene de nuestras propias cocinas centrales- y sobre todo, el resultado final, que siempre ha de ser una experiencia a la altura de la cúpula de la capilla

Historias sugeridas
volver
Gonzalo, el 'boss' del mercado
compartir en